Saltear al contenido principal
logo cambra barcelona
  • ESP
  • CAT

El software vertical es una inversión que tendrá un peso decisivo en la estrategia de tu empresa para satisfacer las necesidades de gestión.

Es posible que en alguna ocasión hayas oído hablar del software vertical, sus diferencias con el software horizontal, y sus principales ventajas. Pero si no lo tienes todavía claro, quisiéramos que este post sirviese para que puedas ver las muchas ventajas que este tipo de programa puede tener en tu negocio si no lo estás utilizando hasta ahora.

Definición de software vertical

Entendemos por software vertical un conjunto de aplicaciones cuyo objetivo primordial es atender a un tipo de usuario determinado, o bien un tipo de negocio. Es lo que solemos ver por ejemplo en programas que cubren todas las fases del proceso productivo, desde la fabricación hasta la comercialización del producto al cliente final.

A diferencia de los programas horizontales, este tipo de software sólo estaría pensado para un tipo de usuario o sector determinado, y por tanto, incluiría especificaciones que no tienen otros programas y que te permiten llevar una gestión más eficaz de tu empresa.

Qué ventajas tiene el software vertical

Es posible que te encuentres en Internet muchísimos programas en la nube que más o menos te dan el mismo servicio: facturación, compras y ventas, contabilidad y puede que incluso CRM. La cuestión es que son software genéricos que sólo son útiles para determinadas empresas, en muchos casos PYMEs o empresas cuyo organigrama y forma de trabajo es muy similar.

El software vertical en cambio está exclusivamente pensado para mejorar tu competitividad, para que vayas más allá de otras empresas. Si tu empresa tiene múltiples líneas de negocio, si cubres varias fases del proceso productivo y quieres un software que contemple la trazabilidad del producto, entonces sin duda necesitas un programa o software vertical.

¿Por qué muchas empresas utilizan hoy software horizontales?

Los software horizontales suelen ser una opción versátil y económica, pero no son útiles para todas las empresas. Tradicionalmente, antes de que la nube empezara a cobrar tanta importancia, las empresas daban mucho más valor al software vertical, enfocado exclusivamente en su área de negocio.

Con el tiempo se ha ido popularizando los programas en la nube, que no requieren de instalación in-house, ni licencia, pero con la salvedad de que en muchos casos son software horizontales. El software vertical te permite ser más competitivo y es una inversión que tendrá un peso decisivo en la estrategia de tu empresa para satisfacer sus necesidades de gestión.

Cuando hablamos de software vertical, nos referimos a programas “llave en mano” que te ayudan a solucionar determinados problemas, cuya funcionalidad está ligada a satisfacer a un tipo de usuario concreto. Sin ser propiamente un software a medida, los software verticales son muy útiles para gestionar mejor los flujos de trabajo entre departamentos, evitar las deficiencias de tu actual entorno tecnológico o, en definitiva, proporcionarte un software integral que ahora mismo no existe en el mercado.

Pensemos por ejemplo en empresas muy específicas, como las empresas del sectorr agrícola o la industria, empresas distribuidoras o dedicadas a la venta de inmuebles, cuyas necesidades son mucho más amplias y en las que se requiere un software a medida o un software vertical que permita una adecuada gestión de cada una de las áreas de tu negocio.

No hay una empresa igual a otra, ni la forma de organizarse es idéntica. Por eso es necesario que los software utilizados respondan a esa demanda.

Volver arriba