Saltear al contenido principal

El auge de las aplicaciones de realidad aumentada seguirá creciendo a marchas forzadas en 2020

Con las aplicaciones de realidad aumentada estamos ante una de las técnicas e innovaciones tecnológicas que, de bien seguro, marcarán un antes y un después dentro de sectores tan variados como el comercio electrónico, los videojuegos o el marketing digital.

Actualmente ya hay empresas que llevan mucho tiempo implantando este tipo de tecnología en sus procesos de compra por Internet, dos gigantes como Apple o Ikea son claros ejemplos de que la realidad aumentada ha aparecido en nuestras vidas para quedarse. También la compañía Nintendo, con la app Pokemon Go, marcó un punto de inflexión dentro del sector de los videojuegos, consiguiendo millones de descargas e introduciendo con mucho éxito la realidad aumentada en la vida de millones de usuarios por todo el mundo.

Las palabras “Realidad Aumentada” son una traducción literal del término inglés “Augmented reality”, pero también suelen usarse los conceptos de realidad mixta o realidad ampliada para referirse a esta tecnología.

Consiste en mejorar y ampliar lo que vemos del mundo físico mediante el uso de tablets, smartphones, lentes digitales…

Por otro lado, es importante saber diferenciar entre los conceptos de realidad aumentada y realidad virtual. Mientras que en el primer caso solo se añade contenido digital a nuestra realidad física, en el segundo caso los usuarios se adentran en un mundo completamente digital y ficticio. Son dos términos que suelen confundirse a menudo.

¿Para que usan las empresas la tecnología y las aplicaciones de realidad aumentada?

Ya es toda una certeza que las empresas utilizan las aplicaciones de realidad aumentada para ampliar la información que reciben los usuarios en el mundo físico de alguno de sus productos o servicios. Es una forma interactiva de incluir información de todo tipo y fidedigna, con el objetivo de mejorar su experiencia y así conseguir más conversiones y ventas.

Pero no solo se usa para ampliar la realidad física, pues también se emplea para añadir información a tiempo real en vídeos, fotos y todo tipo de material corporativo.

Quizás, su función más impactante es la de crear sobreimpresiones de productos en 3 dimensiones, para que los usuarios puedan llegar ver con gran nivel de detalle cualquier objeto.

Sin lugar a dudas, estamos ante una tecnología que está abriendo un universo de posibilidades en muchos campos distintos y esto es solo el principio. Nadie puede imaginarse lo que nos deparará el futuro, pero está claro que con las aplicaciones de realidad aumentada se está consiguiendo dotar de un gran valor añadido a los procesos de compra en Internet.

Una forma ideal de mejorar la experiencia de usuario y los procesos de compra online

Cada vez más navegamos por la red y realizamos nuestras compras usando nuestro teléfono. Ya hace mucho tiempo que los dispositivos móviles han ganado la batalla a los ordenadores en este sentido.

¿Esto qué quiere decir? Pues que las empresas, para llegar a la mayor parte de su público objetivo, se están centrando en encontrar formulas de mejorar la relación con sus clientes a través de sus dispositivos móviles. Por ejemplo, una de las aplicaciones de realidad aumentada que mejor están funcionando, son los llamados “probadores virtuales”. Una especie de simulador digital que permite ver como nos quedará cualquier pieza de ropa al momento a través de nuestro teléfono.

Podemos asegurar que durante los próximos años, este tipo de aplicaciones crecerán exponencialmente y ampliarán sus nichos de mercado.

Es un campo que todavía se tiene que estudiar, experimentar y desarrollar mucho más, y que va de la mano del auge de los dispositivos móviles, pero no hay duda de que la realidad aumentada se irá integrando poco a poco en la mayoría de sistemas existentes en nuestra sociedad, contribuyendo, cambiando y mejorando las técnicas de publicidad actuales.

La clave de todo está en conseguir ofrecer métodos innovadores y llamativos, que despierten la curiosidad de los consumidores, consiguiendo aumentar la sensación de seguridad durante un proceso de compra, pero ofreciendo un valor añadido real y tangible a cada producto. Es ahí donde la realidad aumentada desempeñará un papel protagonista con vistas al futuro. De eso no hay duda.

 

Inscríbete a la newsletter

Inspiración, tendencias y opinión para profesionales de la tecnología

He leído y acepto el Aviso legal.


Volver arriba