Saltear al contenido principal

El crecimiento del sector TIC en los últimos años ha sido muy significativo para la economía del territorio de la provincia de Barcelona.

El peso del sector TIC en la economía ha aumentado notablemente y de forma sostenida en los últimos años. En términos de empleo el sector tecnológico ha concentrado un 3,8% de los asalariados totales en 2018, un crecimiento considerable respecto al 3% que representaba hace 10 años. Además, el tejido empresarial ya supera los 5.000 cuentas de cotización (empresas), lo que supone un 2,7% del total de la economía y un aumento acumulado de más de 1.320 empresas desde 2008. Estas son algunas de las conclusiones del monográfico, «Análisis territorial de afiliaciones y empresas en el sector TIC, situación y recorrido del 2008 al 2018«, elaborado por la Cámara de Barcelona y la Diputación de Barcelona, ​​en el marco del Informe Territorial 2019. El estudio en cuestión analiza el papel de las TIC en el territorio desde el punto de vista del empleo y las empresas, tanto a nivel de la demarcación como por comarcas desde el 2008 al 2018.

 

Situación actual del sector TIC

El sector tecnológico registra 94.400 afiliaciones y más de 5.000 empresas en la demarcación de Barcelona en 2018, un 6,7% y un 4,1% más que el año anterior. Según el tipo de afiliación, se registraron 81.492 asalariados (el 86,3% del total) y 12.908 autónomos (el 13,7%). En cuanto a la dimensión empresarial del sector, cabe destacar que las empresas cuentan con una media de 16 asalariados, cifra bastante superior a los 11 puestos de trabajo de media que se obtienen si se analiza el total de empresas en el conjunto de la economia. Para conocer el perfil de las empresas TIC, el estudio también muestra una clasificación de las 25 principales empresas TIC en la demarcación de Barcelona en función del personal ocupado. Según la base de datos del Sistema de Análisis de Balances Ibéricos (SABI), sólo las tres primeras empresas concentran a más de un tercio del total de trabajadores del sector. La mayoría de empresas realizan actividades de consultoría informática u ofrecen otros servicios vinculados a las TIC, y se encuentran ubicadas en el Barcelonès (72% del total).

 

Evolución TIC y ocupación

El número de asalariados en el sector TIC ha crecido un 34,1% acumulado durante la última década, periodo 2.008-2.018. Un cambio que se acentúa sustancialmente si se analiza exclusivamente el período de recuperación de la economía, hasta un 48% acumulado de 2013 a 2018. En valores absolutos, en la demarcación de Barcelona hay actualmente 81.492 asalariados frente a los 55.004 que había en 2013 o de los 60.783 el 2008.

Con la perspectiva temporal de 10 años se puede observar como el peso del sector en el empleo total de la economía se ha mantenido bastante estable en los primeros años y aumenta considerablemente a partir de 2013. En 2008 tenía un peso del 3% y se ha incrementado en ocho décimas hasta el 3,8% en 2018. Sólo registra un descenso de una décima en 2009 (2,9%). En el caso de los asalariados TIC en el sector servicios, el comportamiento es idéntico, pero con pesos superiores (3,7% en 2008 y 4,5% en 2018). En cambio, las actividades TIC en el sector industrial han sufrido un descenso pronunciado durante la crisis. Con un peso de los asalariados del 1,9% en 2008, este decreció siete décimas hasta un mínimo del 1,2% en 2014. Durante la fase de recuperación y hasta el 2018, el peso se ha situado en el 1,3%.

Estos datos, pues, apuntan que el sector TIC en conjunto ha sido resiliente durante los años de crisis, además de estable frente a las diferentes fases del ciclo económico. He hecho, el progresivo crecimiento que se ha producido a largo plazo indica que el sector obedece más a cambios de fondo en la economía (estructurales), que a variaciones de corto plazo (coyunturales).

 

Las cifras van en aumento

En 2013 la demarcación de Barcelona contaba con 3.893 empresas dedicadas al sector tecnológico, una cifra que ha aumentado un 30% acumulado hasta alcanzar las 5.052 empresas en 2018. Ahora bien, si se toma como horizonte la última década, el comportamiento también es positivo y se pasa de 3.732 empresas a las 5.052 ya mencionadas, un crecimiento del 35,4% del tejido empresarial. Esto demuestra no sólo que el nivel de empresas TIC de 2008 se ha alcanzado rápidamente (en 3 años), sino que muchas han visto durante la recuperación económica una actividad con potencial para crecer tanto a corto como a largo plazo. Dentro del sector, las actividades que más han contribuido a aumentar el número de empresas del 2008 al 2018 han sido los servicios de tecnologías de la información, otras actividades relacionadas con las telecomunicaciones, el comercio al por mayor de equipos para las TIC y el procesamiento de datos y otros portales web.

 

Valor del sector TIC en el territorio, la economía y la sociedad

Del sector de las TIC se derivan numerosas externalidades positivas: crea puestos de trabajo altamente cualificados y remunerados por encima de la media, atrae a empresas de otros sectores para suministrar servicios especializados, capta talento y aumenta la productividad de la economía, por ejemplo. Asimismo, cuando las TIC se implementan en otras actividades también hacen aumentar su productividad y la competitividad del territorio donde se ubican. Por todo ello, se considera que las TIC será un sector estratégico del desarrollo futuro y que tendrán un papel clave para alcanzar los objetivos de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas para el desarrollo sostenible.

 

Presencia TIC en las comarcas

La distribución comarcal muestra una elevada concentración del sector en el entorno de la comarca del Barcelonès y en la primera corona de la demarcación. Solo el Barcelonés concentra casi dos terceras partes del número de afiliaciones y de empresas TIC, el 68% y el 62% respectivamente, en 2018. Esta distribución indica que se trata de un sector con una aglomeración en torno a grandes urbes superior a la de otras actividades. Esto se debe a que las actividades tecnológicas tienden a compartir espacios, necesitan infraestructuras digitales, disponer de talento, universidades, espacios de difusión de conocimiento y servicios complementarios, condiciones óptimas para su desarrollo que ofrecen los núcleos centrales de las áreas metropolitanes. Sin embargo, si se analiza el peso del sector tecnológico en cada comarca por grandes sectores económicos en 2018, se observan ciertas diferencias entre territorios, propias también de la especialización sectorial de cada una. En cuanto al sector TIC en la industria, el Vallès Oriental, Vallès Occidental, Baix Llobregat y Osona presentan una proporción de afiliaciones en actividades TIC sobre el total de las actividades industriales mayor que la media de la demarcación (superiores al 1,3%). En cambio, en el caso de actividades TIC dentro del sector servicios, el Barcelonés es la comarca líder.

 

Evolución comarcal del sector TIC

Todas las comarcas han visto aumentado el peso de los asalariados en el sector TIC sobre el total de la economía en mayor o menor medida entre el 2008 y el 2018, a excepción del Alt Penedès, Bages, Baix Llobregat, el Berguedà y el Garraf. Si se toma como referencia el aumento del peso de la demarcación (+1,2 p.p.), sólo el Barcelonès (+2 p.p.) ha experimentado un crecimiento superior en el periodo. Otros aumentos destacables, pero por debajo de la media, han sido los de los dos Valleses (+0,7 pp en el caso del Vallès Occidental y +0,6 pp en el Barcelona) y Anoia (+0,6 pp ).

Ahora bien, si se toma la variación acumulada de este periodo, los porcentajes son considerables tanto en el caso de los aumentos como de las reducciones, dado que la mayoría de territorios presentan valores absolutos bastante reducidos (de tres o menos dígitos). De las comarcas que tienen más asalariados en términos absolutos, destacan las variaciones del Barcelonès con un incremento del 44,8% hasta los 58.386 puestos de trabajo y el Vallès Occidental con un + 17,6% hasta los 12.010 y el Baix Llobregat con una reducción del 7,6% de los puestos de trabajo (casi 500 menos) .L’evolució ha sido progresiva en la mayoría de comarcas, aunque destaca por encima del resto el comportamiento del Barcelonès y el Maresme. Sin embargo, hay comarcas donde el crecimiento ha sido más intenso según el período de análisis. Por ejemplo, por un lado, el peso en Osona, los dos Valleses y el Baix Llobregat aumentó con más intensidad del 2008 al 2014. Por otra parte, el Moianès, el Garraf y Anoia lo hicieron a partir del 2014, con la recuperación econòmica.

 

Consulta aquí Informe Territorial TIC

Más información

Volver arriba