Saltear al contenido principal

Cualquier empresa es una fuente productora de datos. Cifras de ventas, información de clientes, gastos departamentales … cada momento que pasa se generan datos. Nos podemos llegar a saturar de tanta dato que tenemos de nuestra empresa.

El Business Intelligence (BI) es el proceso de aprovechamiento de este conjunto de datos internas, es el proceso de transformar los datos en conocimiento, con el objetivo de ayudar a mejorar nuestras habilidades de toma de decisiones.

Existen diferentes herramientas de BI disponibles que pueden ayudar a hacer esto. Hoy día, existen soluciones que hacen que la recopilación de datos, el análisis y la generación de informes sean accesibles para empresas de cualquier tipo y tamaño. Pero de entre estas herramientas, cabe destacar aquellas que se centran en el usuario, sin dejar de lado la gobernanza del dato. Herramientas que permitan un análisis visual e intuitiva que permitan crear fácilmente, a cualquier miembro autorizado de una empresa, informes personalizados y cuadros de mando dinámicos para explorar los datos y elaborar información útil.

Actualmente las compañías están utilizando herramientas de BI para hacer cosas como calcular la rentabilidad de muchos clientes individuales diariamente, rastrear la ruta de navegación de cada visitante a un sitio web, proporcionar a los representantes de servicio una vista de 360 ¿¿grados de la actividad del cliente en tiempo real y calcular el coste total para alquiler, etc.

Donde se utiliza normalmente BI?
• Análisis de comportamientos de clientes existentes, patrones de compra y tendencias de ventas.
• Medición, seguimiento y predicción de ventas y desempeño financiero.
• Presupuesto, planificación financiera y previsión.
• Medir los costes y la efectividad de los procesos de reclutamiento y contratación.
• Seguimiento del rendimiento de las campañas de marketing.
• Optimización de procesos y desempeño operacional.
• Mejora de la eficacia de la entrega y la cadena de suministro
• Analítica web, redes sociales y e-commerce.
• Gestión de relaciones con clientes
• Análisis de riesgo

La parte más importante de cualquier buen proceso de BI es encontrar un software que integre y analice los datos que se le suministran, desde cualquier fuente, y disponer de un acompañamiento inicial que facilite la implantación del software, la definición de los objetivos iniciales, la calidad de los datos, la definición de métricas, la capacitación de los usuarios, etc.

Te esperamos a la jornada del próximo jueves 8 de noviembre del 2018

Volver arriba